“Participamos, luego existimos ” pronto tu móvil será tu aula, tu oficina y tu portera

El mundo del trabajo (incluido el de la educación) no escapa a las nuevas realidades de este siglo:

después del e-learning, el social learning (aprendizaje social)
es el nuevo concepto que revolucionará la formación en los años
venideros. Esta perspectiva colaborativa de la transmisión de los
saberes ha tomado realmente su impulso en el desarrollo de las redes
sociales. Las tecnologías de la web 2.0 permiten desde ahora reagrupar,
estructurar y difundir los saberes informales contenidos en una empresa.
Para mayor beneficio de los colaboradores que se ven más implicados en
ella  y más  motivados, y de los clientes, que ven como mejora la
competencia de sus interlocutores. Pero también de los departamentos de
recursos humanos, para quien este modelo de formación colaborativo
supone una oportunidad poco costosa, rápida y eficaz de capitalizar los
conocimientos presentes en el interior de la empresa y favorecer su
difusión. El social learning debería llegar a completar la oferta
existente de formaciones tradicionales, presencial e e-learning y
favorecer la llegada de la empresa colaborativa”

Según el especialista francés Frédéric Domon, « el  social learning
no se basa tanto en el contenido como en la manera de conectarse los
unos con los otros. Esto cambia  el concepto cartesiano de la formación:
ya no es « pienso luego existo » sino : « participamos luego
existimos »

Para mayor concreción, Harold Jarche estima que en la próxima década,
1. tu móvil será tu oficina, tu aula y tu portero, 2. los usuarios de
la web forzarán a las corporaciones a reinventarse, 3. la descripción de
las tareas de un directivo incluirá escribir en un blog, 4. a todos los
empleados se les requerirá una  alfabetización en medios sociales y 5.
la distinción entre el marketing, las comunicaciones y el aprendizaje
desaparecerá.

« Esto exige igualmente que se muestre una gran capacidad para crear
lugares personales, amables, acogedores. La cultura organizacional, las
plataformas de aprendizaje, la accesibilidad al material y a las
soluciones, la asistencia técnica, el ánimo personal y una estimulación
innovadora de las comunidades son tareas que incumben a los managers del
servicio de Formación en este nuevo y apasionante mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *